Europa

marzo 5, 2012 a las 8:50 pm | Publicado en Economía, Europa | Deja un comentario

Quién apueste contra Europa no conoce bien nuestra idiosincracia.

Es cierto que somos lentos en tomar decisiones, que a veces dejamos pasar las oportunidades y que muchas veces no definimos las políticas que debemos hacer de forma práctica.

Pero más cierto es que si ha habido un continente en el mundo que ha demostrado su capacidad de supervivencia hemos sido nosotros.

Europa ha sufrido guerras desde antes de que comenzase la historia escrita, hemos padecido en nuestras carnes epidemias como la peste negra, guerras salvajes como la Primera y la Segunda Guerra Mundial, sufrido la crisis de los Tulipanes, la burbuja más grande y más estúpida que uno pueda concebir.

Hemos padecido el hambre y la pobreza, invasiones de todo tipo, cartagineses, persas, musulmanes, y la económica de Estados Unidos.

Y siempre hemos sobrevivido.

Hemos colonizado el mundo entero, y lo hemos perdido.

Y lo más increíble de todo, nos hemos lanzado al cuello unos de otros con una saña que nadie en ningún otro continente igualará jamás.

Los episodios de salvajismo que se han dado en Asia, África y otras regiones palidecen con las masacres que en Europa nos hemos autoinfligido.

Las colonizaciones romanas, el nazismo, la guerra civil española, las guerras flamencas, los Balcanes, las guerras Napoleónicas, la operación Barbarroja, las purgas franquistas, las purgas stalinistas, el Holocausto, guerras que duraron 100 años.

Sin querer quitar ni un ápice de dramatismo e importancia a esas otras masacres que han sucedido o suceden en el mundo, creo que los europeos tenemos el que podría ser el Oscar al sufrimiento, al tesón y a la supervivencia.

Nuestros son los orígenes vikingos, las hazañas de conquistadores de continentes, los logros de los tercios, la voluntad de reconstrucción alemana de posguerra, Alejandro y Carlos Magnos, Julio César y Napoleón, Colón y Nelson.

Y grandes mentes como Leonardo, Tesla, Newton, Galileo y los filósofos griegos, y Ramón y Cajal, y los inventores de Internet.

Nuestros son también Hitler, Stalin los Borgia, la leyenda de Drácula el empalador.

Así que, decidme, decidme seriamente que no vamos a salir de ésta.

Que Europa, que tras tantos siglos y milenios de sufrimiento, de saña y salvajismo contra el mundo y contra si mismos, está ahora unida, no va a encontrar un camino de salida que le permita superar los obstáculos que el mundo le ponga por delante.

Mirad esta pantalla y decid en voz alta que no seremos capaces de defender el euro unidos, que nuestras diferencias serán una vez más fuertes que nuestras fortalezas, y que esas diferencias supondrán el fin del sueño de una Europa unida.

Decidlo y no os creeré.

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: