abril 15, 2012 a las 5:26 pm | Publicado en Prosumismo | Deja un comentario

LA REVOLUCIÓN DE LA RIQUEZA

En el año 2006 se editó el que quizás sea uno de  los libros sobre economía, empresa y evolución social más importantes de la Historia, “La revolución de la riqueza“.

Esta obra está llamada a ser la piedra de toque fundamental del pensamiento económico para las próximas décadas (la aceleración del cambio que explican Ray Kurzweil y el propio Alvin Toffler me impiden extender su influencia más allá de finales de la mitad de siglo).

Incluso si no consideras que su obra pueda ser tan importante como yo creo, la lectura de La Revolución de la riqueza, y la comprensión de términos como “Prosumismo” la convierten en una lectura amena y sencilla para cualquiera, por lo que la disfrutarás.

Sinopsis

La Tercera Ola ya está aquí. La Era del conocimiento está reemplazando a las viejas instituciones y a la economía industrial, y eso está creando conflictos y turbulencias sociales y económicas que ya vivimos hoy en día.

Estamos pasando de una sociedad industrial (económica, educativa, tecnológicamente hablando, lo que Toffler llama Segunda Ola) a una sociedad de conocimiento (Tercera Ola), y todas nuestras instituciones están ahora mismo tratando de adaptarse a los cambios con mayor o menor fortuna.

Hasta aquí el libro podría ser una prolongación de su obra anterior, pero Toffler introduce una vuelta de tuerca, la economía invisible, el prosumismo, lo que le da a La Revolución de la Riqueza una importancia que de otra forma no tendría.

Allí donde economistas, futurólogos y gurús trataban de entender la economía medible, los PIB, ratios de productividad, multiplicadores impositivos, y toda la terminología desarrollada durante la Segunda Ola de la economía industrail, Toffler propone la existencia de una fuente de riqueza incluso tan grande como la economía medida por las estadísticas.

Se trata de la economía del prosumidor, el productor que fabrica o crea algo para consumirlo él, su familia, sus amigos,s sus conocidos o completos desconocidos.

La riqueza que todos creamos y por la que no recibimos contraprestación monetaria a cambio, y que por lo tanto queda totalmente fuera del radar de las mediciones económicas.

Dentro de esta definición entrarían actividades tan dispares como hacer una tarta, edcar a un hijo, escribir un blog, crear un taller social, un comedor de barrio, colaborar con una biblioteca, cuidar a un enfermo, vigilar tu propia salud gracias a las nuevas tecnologías, escribir en Wikipedia.

Así, combinando ideas nuevas y reescribiendo idea viejas, los Toffler extienden un tapiz de más de 600 páginas en el que hablan del evangelio del cambio, de la complejidad social y económica, del tercer empleo y los desayunos gratis, de la adaptación de las naciones, empresas y personas al cambio, del conocimiento, de la desaparición del espacio como factor determinante, de la aceleración del tiempo, de las bioeconomías, de la ciencia, del retorno de la religión ante la incomprensión del mundo.

Pese a todo el esfuerzo individual o colectivo de los economistas, el conjunto de la profesión aún tiene que apreciar plenamente la magnitud del actual cambio revolucionario. No hay un esfuerzo sistemático por cartografiar los cambios interdependientes, que se suceden a gran velocidad, en nuestras relaciones con el tiempo, el espacio y el conocimiento, por no hablar de la serie, mayor aún, de los fundamentos profundos.

Mi Experiencia Personal

Conocí a Alvin Toffler por su libro La Tercera Ola, el cuál salía como ejemplo de obra fundamental para la gestión del futuro en obras tan dispares como los cómics de Iron Man.

Ávido me lancé a la biblioteca y tuve la suerte de encontrarlo.

La lectura de sus páginas introdujo en mí la idea del cambio social por olas, actualmente estamos de cabeza ya en la transición a la Tercera, y me hizo ver la importancia que Toffler tendría como predictor del futuro en nuestra época.

En cuanto pude me hice con una copia, y aún hoy, décadas después, sigue siendo un libro de referencia.

Cuando en 2006 salió esta nueva obra, escrita en conjunción con su mujer, no pude sino correr también a comprármela,  y la leí con avidez en menos de una semana.

Toffler creó la que es la mayor influencia en mi pensamiento como economista. Mayor que Stiglitz, incluso. Toffler comprendió y definió algo que estaba ahí, un elefante a la vista de todos y que todos ignorábamos, y lo plasmó en un libro en el que cada una de sus páginas es una revelación para cualquiera que la lea.

El conjunto de su pensamiento, la idea de la evolución socio-económica por olas, el prosumismo, y demás conjunto de pensamientos serán algún día, si no lo son ya, obra obligada de lectura para cualquiera que quiera entender el mundo económico y la evolución social de la época de la Era del conocimiento, de la misma forma que Adam Smith y Marx lo fueron para la anterior Ola).

Imagino que más y más gente profundizará en sus conceptos, en sus ideas, ya lo están haciendo, y la gente pensará lo que yo ya sé, que los Toffler, y su libro La Revolución de la Riqueza, habrán creado la piedra fundamental para entender la economía de esta nueva era.

Y que términos como prosumismo se desarrollarán y evolucionarán sorprendiéndonos y creando maravillosas obras en el futuro (por ejemplo, el término DIY, Do It Yourself, hágalo usted mismo, ha sido tratado en obras tan importantes como Abundance, de Peter Diamandis, y es una derivación directa del prosumismo).

Una idea interesante que planteo a quienes queráis pensar en ello, es sobre la paradoja social en la que estamos inmersos. A pesar del paro, de la crisis, de los abusos y del malestar, nos encontramos con una situación de baja conflictividad social. Algunos medios y alguna gente atribuyen esto a aborregamiento, comodidad, o falta de iniciativa, pero quizás, y dejadme sólo plantear esta idea de cara a futuros análisis, la falta de conflictividad social radique tanto en los mecanismos amortiguadores tradicionales (familia, prestaciones, etc.) como en el poder de los ciudadanos de crear y consumir todo tipo de bienes y servicios sin necesidad de acudir a la economía monetaria.

Portada

Puntuación: 

Autor: Alvin y Heidi Toffler
Editor: Debate
Páginas: 653
PVP: 35 €

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: